¿Vale la pena el DLC Cities: Skylines – Mass Transit?

La fiebre de los DLC’s en Steam y concretamente en Paradox Studios es bien sabida por todos los amantes de los mejores juegos de estrategia, pero lejos de las criticas de que estos DLC solo constituyen algunos elementos diferentes a los juegos originales y que por tanto tienen una finalidad recaudatoria más que añadir nuevas jugabilidades al propio Cities Skylines, se merece un análisis algo más profundo para entender realmente si estamos ante una buena opción de compra o un sacacuartos habitual.

La definición de Mass Transit – Cities Skylines

Si entramos en cualquier tienda o en cualquier web, vamos a encontrar la descripción de este DLC, que es la siguiente:

Mass Transit es la nueva expansión de Cities: Skylines, el galardonado juego de construcción de ciudades, incorporando al juego nuevos sistemas para ayudar a los ciudadanos a cruzar sus ciudades con velocidad y estilo. Ahora los viajeros pueden desplazarse por el agua, los picos de las montañas e incluso cruzar el cielo con ferris, monorraíles, teleféricos y dirigibles.

Con nuevos edificios de servicios de tránsito, centros de transbordo en masa donde las líneas pueden intercambiar pasajeros, nuevos escenarios, nuevos lugares emblemáticos y nuevos tipos de carreteras, los planificadores urbanos tienen ahora más opciones que nunca de dotar de estilo y personalidad a sus ciudades en expansión.

A priori, para los amantes de este juego, estas opciones son bastante interesantes, ya que aumentan de forma substancial el control sobre el tráfico y el transporte público, quizá uno de los elementos que más llama la atención del juego, y que a la vez más quebraderos de cabeza levanta. Pero más allá de estas funcionalidades, podemos llegar a tener dudas en si realmente son complementos, o modifican de forma substancial el motor del juego.

Analicemos algunas de las carasterísicas que nos propone este DLC de Cities Skylines

1. Transbordos a gogó, dinero a montón

Con este DLC ganaremos algunos sistemas de transporte, algunos de ellos bastante curiosos: el teleférico puede ser uno de ellos, además del transporte por dirigibles. Como elementos decorativos realmente merece la pena tenerlos en cuenta y pueden ser una mejora substancial, pero más allá de lo propio sorprendente estetícamente no aportan mayores soluciones al transporte público de la ciudad.

La novedad real es el monorail. Aquellos amantes que llegaron a Skylines a partir de Cities in Motion, si que recuerdan el monorrail como una opción muy buena de poder mejorar el transporte público, por ejemplo, en la mente de los jugadores ya se piensa en linies de monorail por las principales avenidas, conectando los barrios de forma interna, y descongestionando el tráfico interno. Si bien es cierto que hay una cierta mejora en esto, la realidad es que las estaciones son complejas de montar dentro de las propias calles, y que son más para calles pequeñas que bien para grandes avenidas, esto limita mucho su uso, además, es un transporte caro, y que necesita de mucho volumen para hacerlo rentable.

Sobre el tema del dinero, si bien mejora un poco por el hecho de los transbordos, no se nota una mejora espectacular, como sin este pack, una buena organización lo es todo para poder sacar dinero realmente por parte del transporte público, elemento que normalmente ya es bastante deficitario en el juego.

2. Central unificada, todo en uno

Aquí vuelven a insistir en el tema de los transbordos. Aunque no dejan de tener razón, el problema es que en la Workstock ya existen muchos intercambiadores, y por tanto aunque si son una mejora, no lo es de forma espectacular, a no ser que juguemos sin ningún elemento extra de los colaboradores y diseñadores del juego.

3. Conviértete en experto en carreteras

En este apartado se hace referencia a “escenarios” dónde deberás conseguir unos retos en un determinado espacio de tiempo. Lo cierto es que escenarios dónde se te presenta una ciudad colapsada y el objetivo es mejorar su sistema de carreteras y descongestionar las carreteras es altamente interesante, todo un reto y que sinceramente es de las cosas que más vale la pena del DLC, pero tampoco existen muchas misiones, y una vez superadas ya no entrañan mayores problemas ni desafíos.

Aquí hay que hacer notar dos elementos que si me parecen destacables. Por un lado se incluye una herramienta para gestionar las vías. La primera te permite explorar a dónde van los vehículos que hay en el punto dónde has señalado, pudiendo mejorar las carreteras o creando nuevas rutas para mejorar la congestión. Sería motivo de compra si no fuera que a través de algunos mods también se podía hacer exactamente lo mismo. De hecho, estas herramientas incluyen también el poder modificar los cruces, poniendo semáforos, stops o quitandolos. De nuevo, algo básico que ya se podía hacer con algunos mods, pero que realmente si que vale la pena tener en cuenta.

4. Nuevos sombreros para Chirper

Si Chirper ya suele ser un elemento odiado, el hecho de que se le incluyan nuevos elementos lo hace más odiado aún.

¿Vale la pena comprarlo?

Decididamente SI. Pero con condiciones. Si eres de los fanáticos de este juego, las mejores te van aportar muchas más horas extra a tus partidas y a la jugabilidad en general del juego, por ello no dudes en hacerlo, si eres un nuevo jugador, mejor empieza por dominar el título y luego ya se verá. Es cierto que pueden parecer añadidos estéticos, pero para los grandes fans, nuevos sistemas de transporte, y mejoras en el tráfico son música celestial, y por tanto, al no tener un precio alto, puede ser una buena opción.

Por supuesto, no lo compres en Steam, en G2A lo encontrarás mucho más barato —–> Aquí

Related Posts

Add Comment